Faspi fue vetada por tercera vez en la convocatoria de la Mesa de Función Pública


Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El pasado día 12 y previamente a la concentración ante el Palacio de San Telmo, se había convocado una Mesa Sectorial urgente, precisamente para evitar la movilización, pero con la torpeza característica de la Administración se boicoteó la convocatoria precisamente a las organizaciones sindicales convocantes de la citada concentración. La ADMINISTRACIÓN volvio a VETAR, por TERCERA VEZ CONSECUTIVA, a los SINDICATOS PROFESIONALES en la MESA GENERAL de NEGOCIACIÓN. Se les prohibió la entrada a cinco sindicatos en la Mesa General, ignorando los últimos resultados electorales y los votos de los funcionarios. FASPI ha exigido la anulación de la negociación. Aguayo convocará una nueva reunión inmediatamente y seguramente nos seguirá boicoteando.

12-06-12.mesa general.webA pesar de no ser citados, los sindicatos profesionales se han presentado ante las puertas de la Dirección General de Recursos Humanos y Función Pública para reivindicar que están legitimados para tener presencia en la Mesa General de Negociación.

En un nuevo ejemplo de actitud antidemocrática y dictatorial, Manuel Alcaide, secretario general para la Administración Pública y presidente de la Mesa General, ha dejado fuera a los sindicatos profesionales e independientes que poseen representación suficiente para formar parte de la negociación y que han sido votados por los funcionarios públicos en las últimas elecciones sindicales. Concretamente estos sindicatos, de los ámbitos de educación, sanidad y administración general, integran FASPI, Federación Andaluza de Sindicatos Profesionales e Independientes, constituida por SAFJA, SMA y APIA; y FSES, Federación de Sindicatos de Educación y Sanidad, formada por SATSE y ANPE.

FASPI ha presentado un nuevo escrito, tal y como hizo en las dos últimas ocasiones, en el que exige la anulación de la Mesa y deja claro que la Administración está vulnerando el Derecho a la Libertad sindical, consagrado en la Constitución Española, y el derecho a la negociación colectiva, reconocido especialmente a las organizaciones sindicales como garantes de una efectiva negociación de las condiciones que afecten a sus representados.

En esta ocasión, también ha estado presente un notario que ha levantado acta de todo lo acontecido en las puertas de la Dirección General donde se ha celebrado la Mesa.

Con este acto, el Gobierno andaluz demuestra el poco respeto que tiene hacia la voz y el voto de sus propios trabajadores y, por ende, a sus representantes. Más aún cuando el tema a negociar es el mayor recorte social y económico sufrido por los funcionarios públicos en Andalucía, siendo un asunto de vital importancia en el desarrollo de la Función Pública y del personal al que estos sindicatos representan.

Este atropello a los derechos de los funcionarios tiene especial gravedad cuando, precisamente, los sindicatos vetados son los que arrasaron en los últimos comicios celebrados entre 2010 y 2011, y, además, son las organizaciones sindicales más beligerantes y críticas contra los recortes y el tijeretazo.

manifestacion SEVILLA 12junio 2012La movilizacion convocada para ese día, por Safja (Sindicato Andaluz de Funcionarios de la Junta de Andalucía), SMA (Sindicato Médico Andaluz), APIA (Asociación de Profesores de Institutos), Satse (Sindicato de Enfermería) y ANPE-Sindicato Independiente, así como por SAE (Sindicato de Auxiliares de Enfermería) y FATE (Federación Andaluza de Técnicos Especialistas), que se repetirán en el caso de que la Junta no rectifique, transcurrió con normalidad y represento un éxito su convocatoria por las más de 6.000 personas que la apoyaron con su presencia.

Portavoces de estos sindicatos convocantes pidieron a UGT, CC.OO. y CSIF que no acudieran a la reunión de la Mesa General de la Función Pública, convocada por la Junta, al entender que no representa a todos los funcionarios y los acuerdos que se adopten en la misma son suceptibles de ser impugnados. Así, recordaron que después de las elecciones sindicales de 2010 la Consejería de Hacienda y Administración Pública no ha actualizado la Mesa, ya que en función de los resultados tendrían que haberse incorporado a la misma dos nuevas federaciones, a las que pertenecen algunos de las centrales antes mencionadas.

UGT, CC.OO. y CSIF acudieron a la reunión extraordinaria convocada para hablar sobre el plan de ajuste, pero no calentaron el asiento, se levantaron de la reunión ante la oferta de “más de los mismo de la Administración”, aunque el cínico de Miguel Angel Vázquez, portavoz del Ejecutivo Andaluz, recalcara después en rueda de prensa, que las negociaciones continuarán y se ha mostrado convencido de que se producirán “avances” que a lo mejor no satisfacen del todo al conjunto de los representantes de los trabajadores, pero que sí supondrán un “hecho diferencial” de lo que se hace en Andalucía con respecto a lo que ocurre en otras comunidades autónomas.

Las tres centrales sindicales coincidieron en calificar de «paripé» la reunión convocada por la Junta y acusaron a la Administración de «no moverse absolutamente nada» en su postura sobre el plan de ajuste y de poner en marcha una «tomadura de pelo». «No nos pueden hablar de un periodo de negociación, de una presunta conversación con las fuerzas sindicales, cuando presentan el plan de nuevo sin ninguna de las alternativas que hemos planteado desde CSIF», señaló, por ejemplo, el presidente andaluz de esta central, José Luis Heredia. El plante sindical cogió por sorpresa a la Junta y la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, tuvo que terciar en la polémica horas después, mostrando, eso sí, su sorpresa por la decisión de CSIF, UGT y CCOO al abandonar la mesa y anunció que convocará «inmediatamente» un nuevo encuentro.

Así fue, en la mencionada rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo, Miguel Ángel Vázquez, manifestó también que “es posible” que el decreto del plan de ajuste sea aprobado antes de que acabe el presente mes de junio, seguramente en Consejo de Gobierno del proximo día 19, e insistió en que las negociaciones marchaban “por buen camino y existe un buen clima de diálogo y entendimiento”, de manera que en los próximos días se veríamos los frutos de estas negociaciones tanto a nivel global como sectorial. “Demos tiempo a la negociación porque creemos que va por el buen camino”, dijo. Señalando, en cuanto a las manifestaciones convocadas por sindicatos de empleados públicos, que los funcionarios están en su derecho a expresar su protesta, apuntando que a nadie le gustan los ajustes ni que le toquen la nómina.

Menos mal que nos deja el derecho de expresar nuestra oposición a esta injusta medida de ajuste, por así decirlo, esperemos que siga con esta templanza cuando la cosa vaya a mayores, que irán, y no nos someta a un estado policial como ha intentado ya vigilando con miembros de la Policia Nacional las concentraciones de algunos hospitales.

Fuente: Faspi, Safja, Europa Press y Diario El Mundo