FASPI no apoya la huelga general del próximo miércoles, 14 de noviembre


Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

FASPI NO APOYA LA HUELGA GENERAL DEL PRÓXIMO MIÉRCOLES, 14 DE NOVIEMBRE

La Federación andaluza considera que la huelga convocada ignora los problemas que afectan a los funcionarios públicos.

La Federación Andaluza de Sindicatos Profesionales Independientes, FASPI, integrada por el Sindicato Médico Andaluz (SMA), la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA) y el Sindicato Andaluz de Funcionarios (SAF) NO SECUNDARÁ la próxima huelga general, anunciada para el miércoles, 14 denoviembre de 2012, y convocada por los sindicatos de “clase” CCOO y UGT.

Aunque desde FASPI somos comprensivos con la dura realidad social, económica y laboral que muchos andaluces están padeciendo, dicha convocatoria no responde a los problemas que padecemos los funcionarios públicos ni contempla las verdaderas reivindicaciones de este sector.

La Federación andaluza considera esta huelga general tardía y sin efecto en los Gobiernos. Es más, la huelga convocada no respalda la lucha contra los vergonzosos acuerdos retributivos funcionariales, ni contra la histórica e ilegal bajada de salarios de los empleados públicos, entre otros problemas de calado en el sector público.

Por supuesto, FASPI respeta la libre elección de cada funcionario que, personalmente, decida unirse a la huelga general. Pero como organizaciones sindicales y para/con los funcionarios que representamos no podemos apoyar una huelga poco contundente, con el apoyo de partidos políticos, mientras ignoran nuestras numerosas denuncias contra los abusos de la Administración y sus propios trabajadores.

Asimismo, la Federación andaluza exige a la Administración que garantice la seguridad y el derecho de aquellos funcionarios públicos que decidan no secundar esta huelga general.

FASPI no se quedará de brazos cruzados y seguirá defendiendo, como siempre, desde todas las vías legales posibles los derechos de los funcionarios