FASPI no cesa en la Reivindicación de su Derecho a formar parte de la Mesa General ante el nuevo veto de la Junta.


FASPISigue adelante el recurso por derechos fundamentales que la Federación andaluza presentó ante el TSJA.
La Federación Andaluza de Sindicatos Profesionales Independientes, FASPI, ha presentado un nuevo escrito ante la Presidencia de la Mesa General de la Función Pública de Andalucía para exigir la suspensión de la última reunión celebrada el 27 de mayo de 2013 y la convocatoria de una nueva Mesa con todos los miembros que legalmente la integran y conforman.
FASPI, integrada por el Sindicato Andaluz de Funcionarios (SAF), el Sindicato Médico Andaluz (SMA) y la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA), se reserva el derecho a emprender las acciones legales oportunas. En esta ocasión, la Federación andaluza ha denunciado que precisamente por tratar la grave discriminación económica que van a sufrir los empleados públicos de Andalucía con respecto a los del resto de las Administraciones Públicas, es imprescindible que la negociación cuente con las organizaciones sindicales más representativas de los propios trabajadores, tal y como han elegido en las urnas.
Los sindicatos profesionales más representativos muestran su indignación ante el continuo veto ejercido por la Administración contra el derecho a ser incluidos en la negociación, tal y como establece la Ley. “Máxime, -establece FASPI en el escrito presentado- cuando después de las elecciones sindicales celebradas durante los años 2010 y 2011, la citada Federación obtuvo el respaldo mayoritario en las urnas, cumpliendo los requisitos de representación que la legislación vigente exige para formar parte de la misma con todos los derechos”.
Los foros de negociación son de vital importancia y trascendencia para defender los derechos e intereses de los trabajadores. Es más, la Junta de Andalucía incumple el derecho a la negociación colectiva reconocido en la Constitución, el Estatuto Básico del Empleado Público y la Ley 9/1987, de órganos de representación, determinación de las condiciones de trabajo y participación del personal al servicio de las Administraciones Públicas.
Por ello, FASPI llegará hasta el final en este asunto y recuerda que sigue adelante el recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por la vía de protección de derechos fundamentales, donde exige la suspensión cautelar de la constitución de la Mesa y de cualquier acuerdo adoptado.
FASPI lamenta la obstinada actitud de la Presidencia de la Mesa que se niega a convocar a los sindicatos profesionales de funcionarios y continúa la estela de la Junta de Andalucía al no querer notas discordantes en las negociaciones. La Federación andaluza insiste en la necesidad de la figura del funcionario como garante de la legalidad en la Administración y denuncia que se haya convertido en el centro de la diana de numerosos ataques, llegando a recortar sus derechos más básicos como la elección de quienes les representen.