La Junta aprueba el plan de ajuste sin el acuerdo con los sindicatos


Fuente: El Mundo.es Andalucía

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este martes el decreto-ley que recoge su plan de ajuste económico-financiero para el periodo 2012-2014, que entrará en vigor “de forma inmediata” y se aplicará en las próximas nóminas que se abonen en el mes de julio, según ha avanzado la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo.

Al término de la reunión semana del Consejo de Gobierno, Martínez Aguayo ha puesto el acento en que este plan de ajuste, que la Junta quiere que se tramite en el Parlamento como proyecto de Ley, opta por “repartir trabajo y reducir salarios con criterios de progresividad” con el objetivo de “mantener el máximo empleo sin privatizar servicios públicos”.

Según la titular de Hacienda, la Junta “acata por responsabilidad” las exigencias del Ejecutivo central aunque mantiene un “profundo desacuerdo” con los criterios relativos a la fijación del objetivo de déficit, si bien ha querido dejar claro que la Junta va a realizar un “importante esfuerzo” para cumplir los objetivos de estabilidad fijados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para el conjunto de las comunidades autónomas.

El Gobierno andaluz ha aprobado el plan sin el acuerdo de los sindicatos de la función pública, y reducirá así el presupuesto de 2012 en unos 2.700 millones, de los que más de 750 saldrán de recortes salariales a los empleados públicos, funcionarios y altos cargos.

El plan de ajuste, que será enviado al Parlamento regional para su tramitación como proyecto de ley, ha sido aprobado por el Consejo de Gobierno tras fracasar las negociaciones con los sindicatos de los empleados públicos, que mantienen las protestas y manifestaciones contra la reducción retributiva.

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, ha asegurado que el ajuste se hace “manteniendo el máximo empleo posible, sin cerrar servicios públicos y sin privatizar”, eligiendo la opción de “repartir trabajo y reducir salarios”, y ha indicado que se ha buscado el máximo consenso sindical, “que no ha sido posible obtener”.

La Junta ha hecho el gesto de reducir los salarios de los altos cargos un 7,5 % (2,5 % más de lo previsto) y prevé reducir entre 25 a 30 millones el recorte en el capitulo de personal, algo que los sindicatos ven insuficiente.

Además, se compromete a que no habrá ningún empleado público que como consecuencia de los ajustes perciba una retribución mensual inferior a 1.000 euros por jornada completa, y a establecer en un tope máximo del 10 % la disminución de la jornada laboral y en consecuencia de las retribuciones del personal temporal, frente al 15 % inicialmente planteado.

Agencias | Sevilla

Fuente: El Mundo.es Andalucía