La Administración Sanitaria de la provincia comienza a dar instrucciones que contravienen el Acuerdo de la Mesa General de la Función Pública, de 5 de mayo.


Ante las distintas instrucciones que están recibiendo muchos de los facultativos de la provincia de parte de sus cargos directivos y/o intermedios, que contravienen el Acuerdo de la Mesa General de Negociación Común del Personal Funcionario, Estatutario y Laboral de la Junta de Andalucía, por el que se aprueba el Plan de Incorporación Progresiva de la Actividad Presencial de la Administración de la Junta de Andalucía, desde nuestro sindicato hemos presentado escrito a la Delegación de Salud y distintas Gerencias exigiendo la aplicación del mismo y que seguidamente transcribimos:

1º.- Que el pasado 28 de abril, el Gobierno central aprobó un “Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad”, donde se establecen una serie de medidas para la salida gradual del confinamiento, lo que conlleva la necesaria adaptación de dichas medidas a todo el personal de la Administración de la Junta de Andalucía. A consecuencia de ello, el día 5 de mayo se aprobó un Acuerdo de la Mesa General de Negociación Común del Personal Funcionario, Estatutario y Laboral de la Junta de Andalucía, por el que se aprueba el Plan de Incorporación Progresiva de la Actividad Presencial de la Administración de la Junta de Andalucía.

En dicho Acuerdo, se establece de forma clara que las medidas derivadas del mismo y que se deban adoptar por parte de las distintas Consejerías y sus Entes Instrumentales, serán objeto de tratamiento previo en los demás órganos de participación que correspondan según el ámbito (Mesa Sectorial, Comisión de Convenio y órganos de representación de los Entes Instrumentales), sin que en ningún caso pueda contradecir lo establecido en este Acuerdo.

De esta forma, el Acuerdo establece unos principios mínimos de aplicación obligatoria a todo el personal de la Administración Andaluza y, por tanto, al personal de la Consejería de Salud y, más concretamente, del Servicio Andaluz de Salud.

2º.- Que desde las distintas Direcciones y Gerencias de los centros sanitarios de la provincia se ha iniciando a dar instrucciones, que en muchos casos, contraviene lo estipulado en el Acuerdo de la Mesa General señalado. A continuación, desglosamos algunas de las distintas medidas acordadas y que se han de tener en cuenta de forma especial respecto al personal sanitario:

  • Las modalidades de trabajo serán presenciales y no presenciales. Inicialmente se dará prioridad a la prestación de trabajo en modo no presencial, siempre y cuando sea compatible con la garantía de la prestación del servicio. Y progresivamente irá incrementándose la modalidad de trabajo presencial, en el escenario del mencionado Plan para la Transición.
  • Las personas con menores de 14 años o con personas dependientes a su cargo, podrán acogerse a medidas para conciliar adecuadamente la vida personal y familiar mediante la  Flexibilización de su jornada laboral y  en el caso de que no fuera posible la flexibilidad, se podrá autorizar la permanencia del personal en su domicilio, estableciéndose la prestación del trabajo de modo semipresencial o no presencial. Todo ello será hasta tanto se proceda a la apertura de los centros asistenciales, de conciliación o se levante el estado de emergencia sanitaria.
  • El personal que considere estar incluido en alguno de los grupos vulnerables, podrá permanecer en la modalidad de teletrabajo y si no se pudiese, la persona solicitante no se reincorporará a su puesto de trabajo hasta tanto no se valore su situación personal y laboral.
  • Determinación por los servicios de prevención del uso de elementos de protección individual adecuada y proporcional al riesgo de cada puesto de trabajo en base a las medidas implantadas y a lo establecido por las autoridades sanitarias en cada momento. Esta medida cobra especial importancia en el ámbito sanitario, concretamente sobre el personal facultativo, donde teniendo en cuenta las peculiaridades de su actividad, prácticamente todas las exploraciones conllevan romper la distancia de seguridad, que cualquier usuario entra dentro de caso posible o probable de infección por coronavirus (al existir casos asintomáticos o con clínica extra-respiratoria), y que los usuarios generan aerosoles por el simple hecho de hablar o respirar.
  • Respecto a la atención al usuario, también se determina que deberán adoptarse las medidas necesarias para minimizar los posibles riesgos para la salud, en los términos que determinen las autoridades sanitarias y en materia de prevención de riesgos laborales. En este sentido, en relación con el punto anterior habría que añadir el hecho de que se va a proceder a la retirada de vehículos de apoyo facilitados por la Administración para que los facultativos acudan a los avisos domiciliarios, lo que implica el obligar a los facultativos a utilizar el vehículo propio para asistir los avisos domiciliarios,  vulnerando gravemente el espíritu del Acuerdo, teniendo en cuenta que aún permanece y permanecerá por un tiempo  la situación de alerta sanitaria.
  • La reincorporación progresiva del personal adscrito a la Consejerías y entidades instrumentales de la Administración de la Junta de Andalucía a la actividad presencial se va a desarrollar, como mínimo, en cinco fases diferenciadas, vinculadas en su aplicación real a la evolución de los datos de emergencia sanitaria y a las medidas adoptadas por el Gobierno derivadas de la declaración del Estado de Alarma y en el marco del Plan de Transición a la Nueva Normalidad.

Por lo expuesto,

SOLICITO: Que para su conocimiento y, a los efectos oportunos, tenga por presentado este escrito, a fin de que se aplique correctamente el Acuerdo de 5 de Mayo, para proteger todos y cada uno de los derechos reconocidos en el mismo a los facultativos, trabajadores públicos de la Administración de la Junta de Andalucía.