Los futuros residentes reclaman una alternativa a la elección telemática. SMA apoya sus reivindicaciones.


Los futuros residentes reclaman una alternativa a la elección telemática. SMA apoya sus reivindicaciones.

Los aspirantes del MIR, EIR y FIR 2020 desconfían de la elección de plaza telemática y piden una alternativa presencial. El SIndicato Médico Andaluz apoya sus reivindicaciones.

Fuente: Diario Médico
Enlace: https://bit.ly/2LDSdWP

Los futuros residentes siguen preocupados por cómo será la elección telemática de plazas MIR, EIR y FIR 2020, supuestamente a lo largo del mes de julio.

Este domingo han organizado una manifestación virtual bajo etiquetas como #FSEenlucha#FSEestalla#FSEenllamas o   #MIR2020congarantías (que han llegado a ser trending topic en Twitter) para mostrar su descontento por cómo se está desarrollando el proceso y a la incertidumbre añadida que supone, denuncian, poner la elección telemática como única opción ante las limitaciones de movilidad por la epidemia de la Covid-19.  

Según lo publicado en el BOE, sólo se podrá presentar una solicitud por persona que recogerá, por orden de preferencia, todas las plazas a las que desee optar y se presentará sólo para la sesión a la que hubiera sido convocada. La solicitud, una vez presentada, podrá modificarse por medios electrónicos hasta doce horas antes del inicio de la sesión en la que la persona haya sido citada para el acto de adjudicación de plazas.

Es decir, que no será una elección en directo similar a la presencial como inicialmente había anunciado CESM. Más bien se parecerá a lo que hasta ahora había dispuesto el Ministerio de Sanidad cuando la opción telemática era la alternativa a la opción presencial y no la única vía, como se plantea actualmente por la Covid-19.

Hay que recordar además que, en años anteriores, la elección presencial primaba sobre la elección telemática: los candidatos tenían la opción de mandar su lista pero presentarse en el Ministerio de Sanidad para elegir, priorizando la elección que realizaran en persona.

Las personas serán convocadas por riguroso orden de mayor a menor puntuación reconocida en la relación definitiva de resultados. Se entenderá que renuncian a la adjudicación de plaza las personas que no hayan presentado su solicitud para la sesión de adjudicación a la que por su número de orden hayan sido citadas. Una vez adjudicada a la plaza, no se permitirá optar a otra, aunque se renuncie a la primera.

Meri Vardanyan, una de las aspirantes, explica a DM que el problema de la elección telemática es que «hay bastantes cosas que pueden salir mal. Para empezar, puede haber problemas de conexión cuando te toque elegir o que tu certificado electrónico no funcione«.

Además, al tener que elegir 12 horas antes de la sesión, «supone una desigualdad para quien tenga que elegir en turno de tarde respecto al turno de mañana. Habrá gente que elabore listas interminables por miedo a quedarse sin plaza y dentro de unos meses varias plazas pueden quedarse vacantes por renuncias de los aspirantes«.

Por otra parte, en otras convocatorias se han dado casos de candidatos que esperaban a que eligiera plaza su pareja, con un número de orden superior, para asegurarse de que los dos iban a trabajar a la misma ciudad, situación que parece muy difícil de reproducir con la opción telemática. «El MIR no es sólo un trabajo, es iniciar una nueva vida, y cada uno tenemos nuestros motivos personales», apunta Vardanyan.

Elección en las delegaciones del Gobierno

Por eso, movimientos que han surgido desde los R0 como FSE en lucha o la Asociación de Médicos Unidos por sus Derechos (MUD) están reclamando que el Ministerio de Sanidad habilite la opción de una opción presencial, aunque sea con cierto control de aforo, en delegaciones y subdelegaciones del gobierno, lo que, según MUD, sería «una alternativa a las personas que no tengan acceso a medios informáticos o en el caso de un colapso del sistema informático, disponer de una vía alternativa para la elección».

Una vez publicadas las listas de orden definitivas, Sanidad tiene hasta el 11 de junio para publicar exactamente cuándo citará a los aspirantes para la elección electrónica, por lo que los futuros residentes esperan que para esa fecha puedan conseguir que el ministerio acceda a sus demandas.

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha señalado que la institución ya ha contactado con el ministerio para reunirse con el director de Ordenación Profesional, Rodrigo Gutiérrez, y tratar de buscar una solución intermedia entre las reivindicaciones de los profesionales y las posibilidades ejecutivas. Buscarán además el apoyo del Foro de la Profesión al completo.

«Entendemos las dificultades para esta elección porque mucho lo marca el propio escenario asistencial, pero creemos que algunas soluciones planteadas son factibles«, ha observado Romero, añadiendo que se pueden buscar mejoras para dar más tiempo a los candidatos para hacer su elección o cómo gestionar las posibles renuncias de plazas.

Por su parte, Gutiérrez, a través de su cuenta de Twitter, ha explicado que «la novedad y amplitud del procedimiento telemático (al ser generalizado a todos los aspirantes), impiden asegurar con certeza los plazos definitivos» y que «garantizar la seguridad jurídica de todo el proceso es nuestra principal preocupación«. MUD ha pedido su dimisión.

El SMA apoya las reivindicaciones del colectivo de licenciados sanitarios que han de elegir plaza para incorporarse al sistema EIR durante este año 2020.

Son muchos los cambios que esta pandemia está produciendo en nuestra forma de actuar y se han promulgado muchas leyes y decretos para adaptar nuestra forma de vida y nuestras vías de comunicación y relación. No dudamos, por tanto, de la necesidad de adaptarnos a los momentos difíciles que vivimos, pero es evidente que no todas las decisiones tomadas a este respecto han sido afortunadas.

Un ejemplo de decisión desafortunada lo constituye a nuestro entender el sistema de elección de las plazas EIR para el año 2020. Esta nueva forma de elección impide que alguien pueda cambiar de opinión en el último momento, sobre la ciudad o especialidad que quiere realizar y además supone menos transparencia ya que será muy complicado comprobar si la adjudicación ha sido realizada exactamente en función del orden obtenido en el examen.

Consideramos pues, que el Ministerio de Sanidad debe reflexionar sobre el sistema de elección y, teniendo en cuenta la opinión de los miles de candidatos, valorar opciones complementarias como la apertura de sedes presenciales con las suficientes medidas  de control y respetando las distancias de seguridad.

Esperemos que esta rectificación se produzca y se encuentre un sistema garante de la transparencia y de la libertad de cambiar de opinión en los momentos previos a la elección.

Comité Ejecutivo Sindicato Médico Andaluz