El Sindicato Médico Andaluz advierte de los «riesgos» de los nuevos protocolos en Urgencias y Emergencias


El Sindicato Médico Andaluz (SMA) quiere denunciar públicamente los peligros que corre la población andaluza con la implantación de los nuevos protocolos de urgencias y emergencias sanitarias por la evidente falta de recursos.

El Sindicato Médico Andaluz denuncia los riesgos para la población de los nuevos protocolos sanitarios en Urgencias y Emergencias.

La asistencia sanitaria de las urgencias y emergencias sanitarias en Andalucía está regulada mediante el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE). Para atender a dichas situaciones se contemplan varios niveles: Atención Primaria (AP, formado por los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias, Dispositivos de Apoyo y Médicos de Familia), Atención Hospitalaria (AH) y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061). Para un correcto funcionamiento, el Centro Coordinador regula, basado en protocolos, qué nivel tiene que actuar en función de la gravedad y localización de las situaciones urgentes y emergentes.

El Sindicato Médico Andaluz denuncia y advierte a la poblaciónque se ha cambiado recientemente el protocolo de atención de las urgencias y emergencias, de tal manera que el 061 antes sólo atendía emergencias sanitarias  (Prioridad 1 o riesgo vital del paciente no demorable), como por ejemplo un infarto, parada cardíaca, asfixia, accidentes graves y/o con múltiples víctimas y ahora pasa a atender también urgencias de menor gravedad para cuya asistencia no estaba previsto que fueran requeridos.

Esta “desviación” en la atención que presta está acarreando graves consecuencias, pues deja entonces “ocupados” a los equipos del 061 que atienden situaciones menos urgentes, y cuando surgen emergencias son entonces los equipos de AP los que tienen que atender a las emergencias, con la consiguiente sobrecarga y colapso de los ya de por si saturados equipos de AP que ahora deben asumir más cargas de trabajo.

De esta manera, la implantación del nuevo protocolo, que no ha sido consensuado con los profesionales ni debidamente informado, está provocando el caos y la saturación en la atención de las urgencias y emergencias extrahospitalarias. Donde antes tenía que acudir el 061 ahora van los equipos de AP y viceversa.

Dicho protocolo nuevo ha comenzado ya a implantarse, aunque según la Administración son provisionales y se encuentra en fase de permanente revisión. Desde el SMA desmentimos rotundamenteesta afirmación ya que por parte de las distintas direcciones provinciales del 061 se están transmitiendo de forma continuada circulares internas que citan que estos protocolos “son de obligado conocimiento y obligado cumplimiento” por parte de los coordinadores. Por este motivo desde el SMA registramos el pasado 10 de octubre un documento solicitando “que nos aporten oficialmente y mediante escrito con validez administrativa los nuevos protocolos de coordinación así como las instrucciones necesarias para su correcta aplicación”. A fecha de hoy no tenemos ningún tipo de respuesta a nuestra solicitud.

La realidad es que se está experimentando con la implantación en la población y los profesionales, antes de tenerlo totalmente definido y concretado, lo que está afectando a la capacidad de respuesta ante las urgencias y emergencias de prioridad 1.

La experiencia de los profesionales es que los nuevos protocolos causan ALARMA y CONFUSIÓN entre los propios profesionales que atienden las URGENCIAS.

Y ¿por qué está ocurriendo todo esto? La respuesta la tenemos en los recortes económicos que la Junta de Andalucía acomete tanto en recursos materiales como de profesionales en la sanidad pública de Andalucía, y por ende a la prestación sanitaria que ofrece a sus ciudadanos.

El Sindicato Médico Andaluz quiere advertir y denunciar de los graves riesgos y perjuicios a los que estamos llegando con la prestación sanitaria que se ofrece a la población, y que sin el aumento tanto de profesionales como de recursos materiales no es posible garantizar una prestación de garantías para atender a las urgencias y emergencias sanitarias en el medio extrahospitalario.

Los nuevos protocolos están sobrecargando tanto a los equipos de AP (DCCU, Dispositivos de Apoyo, Médicos de Familia) como del 061. En ambos casos los recursos son claramente insuficientes. Por desgracia tenemos que hacer referencia a los recientes acontecimientos con casos de fallecimientos por falta de estos recursos.

Por todo ello, hacemos pública esta denuncia y demandamos a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y al Servicio Andaluz de Salud que aumente los recursos necesarios para atender con garantías a la población andaluza.

La solución pasa irremediablemente por potenciar tanto los recursos de AP como del 061. Esta situación ya ha sido denunciada anteriormente por el SMA sin haber obtenido aún ninguna respuesta por parte de los responsables de Salud.

Conminamos a ambos entes a que revisen estos nuevos protocolos y aumenten de manera inminente los recursos necesarios para solucionar este problema que tan graves consecuencias puede seguir teniendo para la población andaluza.

Fdo.Comité Ejecutivo SMA