NOTA DE PRENSA DEL SINDICATO MÉDICO ANDALUZ EN RELACIÓN CON EL CORONAVIRUS


NOTA DE PRENSA DEL SINDICATO MÉDICO ANDALUZ EN RELACIÓN CON EL CORONAVIRUS

Ante la inquietud de los profesionales sanitarios y de la población general por la propagación de la infección por el Coronavirus(COVID-19), el Sindicato Médico Andaluz desea manifestar lo siguiente:

  1. Actualmente los pacientes que cumplen determinados criterios epidemiológicos y clínicos son considerados casos potenciales de infección por COVID-19. Sin embargo, cada vez es más probable que existan personas contagiadas que no hayan estado en áreas de riesgo ni hayan tenido contacto con personas procedentes de ellas, al existir transmisión comunitaria.Esto dificulta el diagnóstico, que ahora se basa en la mayoría de los casos tanto en la clínica como en las pruebas complementarias. Consideramos que es necesario dotar adecuadamente a los servicios de Microbiología de todos los centros posibles con las técnicas necesarias para el diagnóstico de COVID-19 (PCR de Coronavirus) y reforzar los mismos, al estar actualmente saturados, lo que demora los resultados. Disponer rápidamente de resultados en todos los centros facilitaría enormemente la labor de los profesionales sanitarios y optimizaría la asistencia de todos los pacientes.
  2. Es esencial la puesta en marcha de circuitos de asistencia urgente hospitalaria específicos para pacientes con patología respiratoria, separando a estos pacientes del resto de los pacientes que consultan en Urgencias, para minimizar las posibilidades de contagio.
  3. La actividad de todos los centros sanitarios debería centrarse en hacer frente a la pandemia. Creemos necesario suspender toda la actividad quirúrgica programada y las consultas no urgentes. De este modo se puede reducir el riesgo de contagio de la población y de los profesionales y favorecer que todos los recursos materiales y humanos del sistema sanitario estén disponibles para hacer frente a la infección por COVID-19. Debe potenciarse la atención sanitaria telefónica.
  4. Es necesario que se provea a los centros de los recursos materiales y de los refuerzos de profesionales que previsiblemente serán necesarios para hacer frente a la pandemia, tales como equipos de ventilación, camas de atención para pacientes críticos, epidemiólogos y especialistas en medicina preventiva, etc. Asimismo, debe preverse la necesidad de reforzar las áreas y los servicios que pueden verse más afectados por la emergencia sanitaria actual, como Atención Primaria, Urgencias Hospitalarias, Hospitalización de Medicina Interna/Infecciosos o Unidades de Cuidados Intensivos.
  5. La dirección de todos los recursos sanitarios, tanto públicos como privados, debe centralizarse. Ante la posibilidad de una crisis sanitaria, es necesario tener disponibles planes de contingencia a nivel tanto local como autonómico para hacer frente a la posibilidad de que los recursos de centros concretos se vean desbordados. Los profesionales necesitamos planes de contingencia adaptados a las características de nuestros centros, y no solo planes generales.
  6. Debe garantizarse en todo momento que los profesionales dispongamos de medidas de protección adecuadas y suficientes. En el momento actual, aunque no existe una escasez grave, estas medidas de protección son insuficientes en centros y servicios concretos, algo que no solo pone en riesgo a los profesionales, sino también al sistema sanitario del que estos son una pieza clave.
  7. Debe aclararse de forma precisa y urgente, más allá de cualquier duda, la situación laboral y sanitaria de las facultativas embarazadas. Tanto las profesionales como los sindicatos carecemos de información precisa sobre el procedimiento a seguir en su caso. Desde el Sindicato Médico Andaluz solicitamos que se les garantice la concesión de la prestación por situación de riesgo en el embarazo y se dote adecuadamente a unidades de prevención de riesgo laboral para evitar retrasos en la emisión de los informes preceptivos para cursar la mencionada baja.
  8. Los equipos directivos de los diversos centros deben mantener reuniones informativas periódicas con los representantes sindicales. Deben proporcionar datos precisos del número de contagiados y los casos sospechosos en cada centro, así como del número de profesionales contagiados o aislados. Deben establecerse mecanismos de comunicación fluida de los profesionales con los cargos intermedios para que estos puedan atender de manera urgente las necesidades rápidamente cambiantes a las que habrá de hacer frente el sistema sanitario.
  9. La situación excepcional que vivimos no puede justificar que ningún profesional realice un trabajo no remunerado. Algunos profesionales están viéndose obligados a prolongar sus jornadas de trabajo o a permanecer localizados para hacer frente a aumentos puntuales de la demanda asistencial. Desde el Sindicato Médico Andaluz exigimos que cualquier aumento de la actividad laboral sea debidamente remunerado. Dentro de lo posible, debe favorecerse la conciliación de la vida familiar y laboral respetando las reducciones de jornada por motivos familiares y permitiendo la flexibilidad horaria.

El SMA se ofrece a colaborar con la Administración para solucionar estas incidencias, que podrían llevarnos a una situación crítica si el contagio alcanza el nivel de comunidades como la de Madrid. Nuestra estructura nos permite transmitir información rápidamente en los dos sentidos: desde la Administración a los profesionales y viceversa. Podemos detectar rápidamente las carencias localizadas del sistema y ayudar a solventarlas. Protegiendo a los facultativos protegemos el sistema y, por tanto, a la comunidad.

Animamos a todos los compañeros a que se dirijan a nuestros delegados para informar de cualquier incidencia. No dudéis de que, sin olvidar nuestro deber como médicos, seguiremos velando por vuestros derechos también en la difícil situación que se avecina.

 

Comité Ejecutivo del SMA